Adecco se desprende del contact center en España

0

 

Adecco ha decidido desprenderse, desde el 1 de enero de 2020, de sus actividades de ‘contact center’ en España que gestionaba a través de ‘Extel Contact Center’, filial que ha vendido a Analytics Business Solution (ABS), según recoge un comunicado interno remitido a la plantilla y recogido por el sindicato CGT.

El comunicado, firmado por el director general de ABS, José Ignacio Sálan, resalta que la actividad de Extel es “totalmente complementaria” con la de ABS y afirma que su unión generará “importantes sinergias” que garantizan el crecimiento de la compañía en España en el medio plazo, lo que “redundará positivamente” en la calidad de los servicios que presta.

Rainbow y Extel

Salán incide en que en ABS, que hace unos meses adquirió Rainbow, otra sociedad del sector con cerca de 500 trabajadores en España, valoran el “buen desempeño” de los empleados de Extel y creen que son “fundamentales” para seguir garantizando la calidad de sus servicios.

La compañía suiza adquirió Extel en abril 2005 a la empresa española HumanGroup por 57 millones de euros y quince años después ha decidido deshacerse de esta rama de actividad por importe que no se ha hecho público. La filial tiene más de 2.500 empleados en sus centros de trabajo de A Coruña, Málaga, Zaragoza, Barcelona, Alicante y Madrid para diversos clientes, como Telefónica.

Tras conocerse esta operación, CGT ha reclamado a la nueva dirección de Extel una reunión urgente para informarse de los planes y plazos de los accionistas, con la exigencia de que comuniquen todo el proceso a los trabajadores y que reconozca la importancia de sus plantillas.

CGT informa de que los responsables de Adecco han justificado su decisión ante los trabajadores afirmando que el sector de telemarketing está inmerso en una serie de cambios que implican un desarrollo tecnológico que no han querido afrontar porque era el único país donde el grupo tiene inversiones en esta actividad.

Asimismo, el sindicato ha asegurado que se han hecho “mal las cosas hasta el final”, incumpliendo el Estatuto de los Trabajadores que obliga a que se avise con 15 días de antelación a los comités de empresa de estas operaciones.

Responder

Please enter your comment!
Please enter your name here