La salud bucodental un buen hábito desde niños

0

La salud bucodental es imprescindible para que se luzca una sonrisa bonita y dientes sanos. Desde que somos niños, es necesario unos hábitos de limpieza que los niños deben seguir diariamente.

Actualmente existen en el mercado una variedad extensa de cepillos dentales apropiados para los más pequeños, desde la salida del primer diente para evitar problemas y caries en el futuro.Según la Sociedad Española de Odontopediatría la primera visita al odontólogo se debe realizar antes de primer año de vida y de forma anual.

Los niños menores de 7 años es aconsejable que reciban ayuda en el cepillado y es a partir de esta edad, cuando poseen la coordinación suficiente para hacerlo solos. Para ello la industria ha desarrollado un completo grupo de productos desde colutorios que indican que dientes no se han cepillado correctamente, dentrífico de sabores hasta aplicaciones de móvil que incentivan a los niños mediante el juego, todo ello enfocado a la prevención y cuidado dental, no obstante  consultar al odontopediatra que es el profesional  indicado sí se tienen dudas o se necesita información extra es lo adecuado.

 

Importancia del flúor

El flúor es el protector del esmalte dental y por esta razón se convierte en parte imprescindible del cuidado de los dientes, inclusive en los dientes de leche para reducir el riesgo de caries. La cantidad de flúor dependerá de la edad del niño:

  • Desde el primer diente hasta los tres años:  pasta dentrífica 1000ppm de flúor con una cantidad que no supere un grano de arroz.
  • Entre los tres y los cinco años, la medida sería no superior a un guisate.
  • A partir de cinco años, se recomienda utilizar una pasta dentrífica con 1450 ppm de flúor.

La Alimentación es clave para mantener la boca bien

La ingesta de azúcar se debe controlar, sobretodo aquellos productos que se ” quedan pegados a los dientes” y las chuches, debiendo realizar un cepillado al terminar de comer.

Consumir una dieta equilibrada y variada nos permitirá mantener los dientes fuertes y sanos, como parte de los hábitos de cuidados dentales la visita al odontólogo es una forma de inculcar a los niños la necesidad de mantener la boca cuidada y una manera de normalizar la visita al especialista que tanto temor infunde en los menores.

PATOLOGIAS MÁS COMUNES

La caries es la causa fundamental de acudir al odontólogo pero existen otras que también nos llevan a la consulta:

Malaoclusión o problemas de mordida sobretodo cuando se obtiene la dentadura definitiva, dientes torcidos o con alteraciones congénitas, lo  importante es detectar la patología a tiempo para corregirla.

Responder

Please enter your comment!
Please enter your name here