Es importante ver bien. Glaucoma

0

Glaucoma. Enfermedad visual que conduce a la ceguera

¿Qué es el glaucoma y que lo causa?

El glaucoma es una enfermedad que se caracteriza por elevar la presión intraocular (PIO) afectando al nervio óptico, al eliminar el humo acuoso, un líquido que nutre las cámaras interiores del cristalino y córnea. Con el tiempo y si el glaucoma no se trata a tiempo, el daño generado por esta dolencia conduce a la reducción del campo visual y a la ceguera.

Por ello, es de vital importancia la prevención y el tratamiento de los pacientes que la padecen, ya que los daños ocasionados por esta enfermedad son irreversibles.

Síntomas de un glaucoma

Es una dolencia que no provoca dolor (asintomática) solo en los casos muy avanzados se tienen algunos síntomas como vómitos y malestar general. De hecho más de la mitad de la población con edad superior a 40 años sufre de glaucoma pero desconoce que la tiene.

Este mal es la segunda causa de ceguera en los países desarrollados (el primero lo ocupa la diabetes), según datos extraídos de la Sociedad Española de Oftalmología (SEO).

¿Qué afecta?

Afecta a la visión periférica provocando lo que se llama (visión en túnel), como el deterioro es lento, muchas personas no se dan cuenta de ello hasta fases avanzadas de la enfermedad.

Para detectar que un paciente sufre la enfermedad, se le somete a una tonometría que mide la presión intraocular cuando hay sospechas de que pueda padecerla. Existen otras pruebas que se realizan según el facultativo crea necesario pero la más común es esta.

Tratamiento

Existen diferentes tipos de glaucoma y siempre será el facultativo quien recete la más adecuada, entre ellas, el colirio que son unas gotas que el paciente tendrá que echarse en los ojos.

Otras técnicas utilizadas: la operación por láser  realizando una traberculoplastia  con Láser argón y la esclerectomía filtrante con Láser Homium.

Pacientes de riesgo:

  • Personas con antecedentes familiares
  • Paciente que sufren diabetes
  • Miopía elevada y adultos de más de 50 años. (Se recomienda una revisión periódica para detectar si se sufre glaucoma o no).

Responder

Please enter your comment!
Please enter your name here